Eres la debilidad que me hace más fuerte

El sol estaba a punto de hacer adiós, una tarde de crepúsculo y tráfico, me encontré sentada en el autobús, pensando profundamente, respirando pesadamente. Había mucha gente a mi alrededor pero era una ironía que me sintiera sola en ese momento, y las lágrimas acaban de caer lentamente. Estaba pensando en ti porque te echo de menos.

Lo que presumo que tengamos es algo prematuro. Es como decir que sólo estoy intentando de llenar la pieza que le falta - que aunque viniste con la pieza correcta era demasiado temprano para pegarla.

¿Sabes que veo muchas de las características de mi papá en ti? Un día después de la Navidad, el ambiente festivo en casa de repente se convirtió a algo muy triste cuando mi papá tuvo un ataque al corazón. Dos días después, falleció en el hospital. Tenía 48 años. Pasamos la víspera de Año Nuevo mientras el resto celebraba y abrazaba un año nuevo. Como una niña de 12 años, no sabía mucho el impacto de su muerte. 
No es que te veo como un padre sino que tu compañía es como si los momentos de lo que habían pasado entre mi papá y yo: hablar de viajes, hablar de libros, hablar de la vida. Me hubiera encantado viajar con él, y es tu presencia que, de alguna manera, lo cumple. Contigo, puedo decir cualquier plan de viaje en la mente. Sigues mis historias de viajes y siempre me convences de seguir viajando. De todos los cumplidos que recibo cada día, en cada meta de ser viajera, los que más valerosos son tuyos.

Eres conversador. Me parecen interesantes tus historias, las de viajes o no. Incluso si me cuentas cosas que me parecen diferentes con mías y a pesar de nuestras diferencias soy toda oídos contigo. Tal vez sea porque ya que no tengo un papá, deseo tener esas conversaciones profundas y sensibles como las que tenemos.
También tienes algunas miradas que me recuerdan mucho a mi papá. Cuando digo que tus ojos te brillan mucho, es la verdad sin ninguna broma. Es a diferencia de ti, a quien que le gusta bromear. Pero la verdad es que no hay nada más dulce que cuando me das piropos como mujer, aunque a veces me siento que eran bromas - que no debo ahogarme mucho de tu caricias. Sin embargo, había una vez que me sentí que eras tan sincero. En un lugar y tiempo inesperado de repente te pregunté cómo piensas de mi como mujer. Me alegró que respondieras a la pregunta casual sin bromear.

Al principio no podía admitir nada que fantaseo de ti. Siempre recuerdo cómo me abrazas fuertísimo que me siento muy protegida y cómo me besas que me llevas al cielo. A veces actúo como una jovencita, mirando a tu foto y la guardo en mi móvil. Prefiero ver tus ojos, tus sonrisas, tus labios a la distancia. Es que cuando te miro en persona, cara a cara, palpita mucho el corazón que grita nada más que tu nombre.

Pero ya que me parece prematuro todo entre tú y yo me quedo muda y no te he contado lo que me siento realmente por ti. Necesitamos mucho más tiempo para conocernos. Tengo dudas, como que ya que pareces muy caballero a las demás, y no sólo a mí, tengo miedo de que juegues con mi corazón como me hacían los tíos que conocí en el pasado. Nunca te lo he dicho pero en secreto sé que admiras a otras chicas hasta que dude quién es soy en tu vida. No sé, tal vez sea porque tengo miedo de que me niegues. 

Muy fuerte y poderosa soy yo pero admito que eres mi debilidad. La debilidad que también me hace más fuerte. 
Jueves, el 14 de febrero de 2019
Manila, Filipinas





If this blog has given you helpful information, or has inspired you in any way, a little amount would help me maintain it!


Eres la debilidad que me hace más fuerte Eres la debilidad que me hace más fuerte Reviewed by Shelly Viajera Travel on 13.2.19 Rating: 5

No comments:

I want to hear from you! Please leave your comment! (:

Powered by Blogger.